25 oct. 2010

Un nuevo sentir...

De Manzy Torres, el jueves, 08 de julio de 2010 a las 0:30
Cuantas lágrimas derramadas, por una pena ya pasada. No hallo los mismos significados en las huellas dejadas, ni en aquellas cicatrices a medio sanar. Quisiera volver el tiempo y que el universo pleno me situé en el espacio donde quedo todo estancado... más seria en vano. Me devolvería al mismo instante donde me encuentro, por más que desee lo imposible no dejara de serlo. Resignada al destino trazado, comienzo un nuevo camino, marcando huellas frescas y más nítidas. Despejo mi frente de cualquier impedimento a mi nuevo y máximo emprendimiento en esta marcha. Dejo titubeantes dudas, interminables noches de nostalgia, charlas enemigas con mi alma. Yo me permito guiar mi ser a un nuevo nacimiento, en el mismo e ininmutable universo. Presiento tropiezos en mi andar, trastabilleos varios, mas siguiendo su curso sin detenerse ni claudicar. He visto envejecer de a poco los pesares, alivianando su carga. Tan solo me dejo llevar por nuevos amaneceres, acompañándolos, pasar por los atardeceres convidando al anochecer su acercamiento. Cuanta tristeza desganada se acumula en el seno del olvido, que de a poco se va reemplazando. He creado un baúl de memorias, recuerdos memorables felizmente compartidos, sin poner cerrojo. Días quedan muchos por vivir, surgen nuevos e inquietos sentimientos, noches largas de interminables charlas con almas amigas, risas resuenan haciendo eco en mis pensamientos, dibujando sonrisas verdaderas, borrando manchas de melancolías. La experiencia deja su sello, y voy por más. Sin torcer la mirada, me impulsa el deseo en mí andar, me siento a veces, iluminada por destellos de paz, me he sentido bendecida y doy gracias por esta bella oportunidad de volver a sonreírle a la vida. Veo más páginas en blanco en mi porvenir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario