26 oct. 2010

Mi verdad

Nada puede detener
ni siquiera el destino puede lograr el final
de este amor que no se rinde ante el dolor.
Nací para amarte
más allá de la razón
el alma no acepta ver la realidad,
nací para quererte
es un dictamen del corazón.
Nací para adorarte,
es mi única verdad.
Firmado en las estrellas
este amor perpetuado en tantos besos,
Dios como testigo y hacedor de destinos,
nací para amarte
más allá de la razón
es mi huella
mi única verdad.
Nací para quererte
amor del verdadero
amor eterno.
más allá del universo
más allá de mis propios sueños.
Sembrando en mí
una infinita ilusión.
Nací para amarte
y este amor no se rinde
ante el dolor.
Eres soledad que me cobija
y la noche abrazando
mi ensueño.
No importa cuánto hiera
la verdad,
nada puede detener
amarte más allá de la razón.

No hay comentarios:

Publicar un comentario