31 jul. 2011

Es tan claro que no lo puedes ver en su deslumbrar,
su fulgor es tan intenso que te enceguece
impidiendo tus pasos y agotando tu aliento
evitando así que llegues a destino.
Tan solo aferrate a mi mano, siente con el alma
escucha tus emociones, llamándote,
haciendo salir de ti, los miedos que te impiden seguir.
Dejas salir tus lagrimas al olvido,
desagotando la angustia y el dolor,
mantén tu fe en la constancia de la vida,
se paciente, déjate escuchar, los latidos sonar.
Aprende a sonreirle abierta y sinceramente
a las nuevas oportunidades,
se libre de ser feliz renovandote.
Es tan claro el camino, se despejan los senderos,
y el reflejo se hace límpido en tu mirada,
estas emprendiendo la marcha,
con el curso nuevamente hacia adelante.
No te aísles, comparte alegrías y tristezas por igual,
somos amigos del destino, no manejamos el tiempo
ni tampoco tenemos manual de como vivir cada día.
Tan solo viviendo se vive,
tan solo se es feliz, aceptando nuestro ser en paz con el Universo.


Si alguna vez desistes, tiende tu mano en tu desaliento,
tengo fuerzas eternas para que nunca caigas.
Seré tu abrigo en el frió, tu senda reparare en tu andar
para que no tropieces y continúes construyendo
recuerdos en tu vida, que aviven tu caminar.
Y si alguna vez no me hallas junto a ti,
tiende tu mano en la oscuridad,
siente mi calor y encenderás tu fe.
Siempre estoy contigo, tan solo te pierdes
en el hastió, en el cansancio, en tus disgustos;
busca dentro de ti, donde las esperanzas habitan,
donde mi esencia se alimenta, del amor,
con el que fuiste concebido.
Ama tu ser con todo la fe, que te une a mi.
Yo te amo tal cual eres.
Yo te amo, eres mi reflejo en este mundo.


¿Que misterios se esconden en mi ser?
Soy una persona en busca de senderos propios.
Soy un hoy, complementado de recuerdos hermosos que no se volverán a repetir.
Así son las memorias, irrepetibles.
Aguanto la obviedad de desear de más cada amanecer,
lleno de flores la imagen que adornan la visión de mi destino.
Cada noche es un sin sentir, cada frase al vuelo continua fluyendo.
El juego se acerca al final, no temo perder
puesto que no busco el triunfo en lo imposible.
Me gusta seguir merodeando en el misterio
que se esconde entre los seres.
No ando en busca de recuerdos,
tengo mi alma repleta de los tuyos mi amor.
Vuelvo mi rostro hacia atrás,
miro mi costado abandonado,
un lugar vacio, perdido.
Sigo en la ruta por la cual nos encaminamos,
no quiero desviar mis pasos, todavía llego a sentirte.
Percibo aun tú presencia cuan valiosa,
la brisa me trae tus caricias, el viento me susurra frases de amor.
Que importa si ya no te tengo junto a mi...
sigo amando tu esencia como si lo estuvieras.
Aun susurro tu nombre en la oscuridad antes de dormir
y busco entre recovecos el recuerdo de tus besos.
Yo, mi presente hoy y mi mundo.


Solos tu y yo, esta noche en que todos duermen.
Dejamos correr nuestras fantasías para hacerlas realidad.
Haciendo a la imaginación brotar miles de ilusiones,
visiones en que juntos hacemos lo que nuestra piel nos pida.
Sin palabras que entorpezcan los sentidos.
Vamos a dejar volar nuestros pensamientos,
para reencontrarnos en un abrazo pleno de fuego y lleno de caricias.
Me gustaría cumplir los deseos mas escondidos.
Esos que nombras, pero no se saborean como la miel que se escurre dulce.
 Solos tu y yo, una tierna experiencia.

Huyo del embrujo de tus ojos,
de la miel que emana de tus labios,
le doy la espalda a la magia imantada de tus brazos,
no quiero caer, tan solo dejarlo pasar.
No es tiempo, aun no sucumbo al momento.
Dejo escurrirse en mis manos el intento,
vano intento por alcanzar aquellos sueños,
atrasados, atrapados en la esperanza corrompida.
Emana de ti ese aroma,
olor a pasión, a desenfreno, a amor que invita a pasar.
Eres presencia de lo que mas ansió,
de lo que mas anhela mi piel,
lo que en mis pensamientos dejo fluir.
Pasan de largo los sueños, tan solo verlos pasar;
giro y vuelta a través de los tiempos,
tiempo envuelto en la lentitud de los pasos,
cruzan como imágenes pasando revista,
fotos descriptivas de emociones escondidas.
Aferrada a lo indescriptible,
a aquello a lo que mas temo,
a fundirme nuevamente a una ilusión.
¿Que importa en definitiva?
yace rendido mi cuerpo sobre el tuyo,
donde las rutinas del placer saben a nuevo,
en donde mis miedos se desvanecen,
y las preguntas obvian en actos de respuesta.
Te amo, ¿Y que de las dudas?
A estas alturas, estremecida en ti,
ninguna.

Fue creer en ti, para luego perder la cordura,
estrellar mis deseos entre tus labios,
sentir nacer en mi alma, la esperanza,
esperanzada por nacer en ti, mi dulce amado.

Y amando tu ser hecho presencia entre mis manos,
te acaricio, enmarcando tu rostro, tallando cada caricia
en un eclipse con tu cuerpo poseído en el mio,
buenaventura la noche, nuestro refugio constante.

Te quiero cruzando mares, cielos estampados
en nuestras mejillas, ruborizadas al calor,
candor de fuego, encendido en los sueños,
la ilusión de permanecer eternos amantes.

Fue emprender un camino juntos hacia la deriva,
encallar en algún sitio, destino marcado por nuestros pasos;
atrás vamos dejando huellas de tantos recuerdos,
marcados en la piel, tu alma en mi piel.

Y con mi piel animada en la tuya, dejo caer mi esencia,
mi latir es el palpitar de tu mirada, que me ciega,
en tus besos que saben a aromas, mezclando los sentidos.

Entregados a la vida, entreteniendo al espacio compartido,
no me canso de adorarte, eres mi amado amante,
te conservo real, en los rincones de mi arte.


Déjame cubrir con mi piel tu mirada,
que tus ojos se cubran con el velo
del amor que te ofrezco, sabiéndote mio.
Déjame así detenernos en el tiempo,
apretando tus latidos junto a mi ser,
abandonar lejos el dolor,
calmar la pena en nuestra compañía.
Déjame encender la llama de la esperanza
esperanza ansiada en la senda de la vida.
Deja que mi fe te acompañe en las noches,
para burlar la soledad, ocultar los silencios.
Entrégame la luz que irradia tu alma,
amándote, compartiendo el brillo que nos une.
Entrégame los aromas que trae el viento
así como el eco de nuestros murmullos,
al decir tantas frases que atraen la emoción.
Déjame esta noche soñada en tus brazos
abandonarme en los sueños antes casi olvidados.
Haz logrado despertar en mi el deseo,
deseo de ser nuevamente mujer,
mujer que ansia, que en su aliento
promueve el anhelo por encontrar destino en tus labios.
Dejo mis miedos enterrados en la nostalgia
de tantas noches solitarias.
Déjame descansar de tan largo viaje,
tanto te he buscado, tan cerca te he sentido.
Abre tus ojos, aquí estoy dispuesta a adorarte.
Hoy déjame entrar en tus vivencias diarias,
te doy todo lo que soy,
mujer, amiga, compañera... amante.


26 jul. 2011

‎" Te añoro, como al brillo destello del sol en verano, entrando por mi ventana, llenándome con su calor, deslizándose lentamente por mi ser. Te extraño en las mañanas al abrir mis ojos y descubrir que tu almohada yace vacía, al llegar la noche y cobijarme solo con la esencia que tu vida dejo grabada en mis sentidos. Te anhelo en cada melodía, danzando mi memoria con las nostalgias."
El tiempo según pasa,
se divide en pasado, presente y futuro,
aun en el transcurso del mismo,
algunos pasos no se deciden a dejar huellas profundas,
en uno de ellos.
Algunas huellas se borran,
con el viento del olvido,
otras en cambio,quedan como cicatrices en el alma,
imborrables, latentes...
Deja tu sello, esa es tu firma
importante en tu paso único por esta vida,
en el inmenso Universo,
donde todos, cerca o en la distancia
aceptamos el curso del destino.
Bendigo.


Cuando el silencio se hace presencia,
en los espacios donde la penumbra se acrecienta;
y el susurro de la brisa golpeando las hojas,
hace eco de las emociones abriéndose a la noche.
¿Me encontraras? Entre tantos pensamientos volátiles
donde el tiempo se torna lento cada vez,
búscame.
Donde la magnificencia de la humanidad,
hace latir mi fe en la vida y su arte magnifico,
enséñame el camino hacia tu ser eterno.
Haciendo conexión con la fluidez del Universo,
llévame al sitio donde la magia se vuelve realidad.
Cuando hacen convergencia varios sentimientos,
en rincones inauditos, escondidos, olvidados,
donde solo un tenue brillo de la luz alunada,
muestra el lugar único donde posar su esperanza.
Lleva su breve reflejo,
hazlo deslumbrar por muy pequeño que se vea,
se hará notar, en tu mirada,
cuando tus brazos se alcen y emitas solo unas palabras,
"Lo siento, Perdóname, Te amo, Gracias".
Solo eso basta para abarcar ininmutables silencios,
intransitables caminos,
amor..amor.
Se libre de ser mejor persona,
aun sintiéndote ausente ante algunos ojos,
yo siempre puedo verte,
siempre estoy contigo... soy el retrato de tu vida.



21 jul. 2011

A veces,
perdida vaga la memoria,
no se encuentra,
no ve su reflejo en el pasado,
ni se fija en el camino
hacia el futuro.
A veces,
se escapa la noción del tiempo,
y la razón deja escaparse,
entregándose al exilio
del delirio interno.
A veces,
me ausento si,
pero ese lazo que me une a ti,
hace retornar cada emoción
distorsionada por esencias turbias.
Tu eres mi paz,
la luz que me cobija,
que es mi faro,
entre mis viajes hacia la nada.
De allí vuelvo a tus brazos,
segura en tu pecho,
tus latidos me adormecen
envolviéndome en pensamientos,
donde mi mente se aclara,
y acomoda cada espacio
ocupado por el amor,
tierna amistad,
cálida sensación de armonía.
A veces,
me pierdo si.
Pero vuelvo a mi,
y soy nuevamente feliz
de que la distancia no sea mas
que una ilusión.
A veces...
soy esclava de mis errores.
Tan solo soy humana.


‎" Si hubiera conocido el plan del destino, hubiera atado mi piel a la tuya, y no haber permitido que te arrebatara de mi ser, parte de mi se fue contigo. Hoy mis latidos hacen eco del dolor por no saberte mas mio".
He dejado la razón,
perdida en tu mirada,
tan solo con tus ojos,
logras prender la ilusión,
este deseo por sentir tu piel.
Dejando que nos envuelva el silencio,
solo los susurros, entre nuestros alientos,
rompen la magia oculta en las penumbras.
Me entrego a la dulce calidez
de tus brazos, tus caricias son un vicio.
TE observo lentamente acercándote,
y en mis venas siento correr la emoción,
haciendo latir mi corazón,
Arrebatando de mi mente el sentido.
Dejándome llevar por la esencia de tu aroma,
mis ojos se ocultan del brillo cegador de los tuyos,
soy mujer… tan solo ámame.
Eres la personificación de mis fantasías,
ayudas a mi ser, a dejar de lado los miedos,
perdida en la locura de entregarme entera
al momento…de nuestro encuentro.
Abro mis ojos, trémula de tanto sentimiento desbordante,
sintiendo en mí pecho la presión de los tuyos,
asintiendo a cada movimiento reflejo del amor.
Pierdo control de mi personalidad,
contigo soy tan solo pura pasión,
liberada de pudores, enajenada por tus besos.
Que decir, cuando las palabras sobran,
las frases son, tan solo suaves murmullos,
tu aliento enervante,
hace fugaz algún resto de conciencia.
Solos… nada ni nadie en nuestro mundo.
Solos…siendo uno.
En esta noche plena.
Solo amame.


Juntos, te siento,
tu aliento fusionado con el mio.
esquivando distancias,
acortándolas con las palabras.
Estas allí y me basta.
Es tu calor sincero
el que me abastece.
Es el amor que el fugaz destino,
se atreve a presentarme,
nuevamente en el camino.
Estas...
solo eso importa, hoy.
Y mi ser permitido
se aleja de los limites de lo prohibido,
para entregarse a tu puerto,
y embarcarme en tus aventuras.
Llevo mis sueños,
dejo mis recuerdos pesados,
despojos de frustradas ilusiones.
En tus labios me refugio,
de malgastar palabras en vano.
En tus brazos me enlazo,
para no dejar escapar,
lo que Dios me esta obsequiando.
Juntos, unidad prometedora
de un futuro no inmediato.
Los caminos son esquivos,
la fuerza por no perder el rumbo,
es el amor, nuestra brújula,
hoy te he conocido,
ya perteneces a mi vida,
dejas tu huella en mi piel.
No tengo intenciones
de darle la espalda a tu mirada.
Tu luz es mi faro.
Por fin tengo mi alma
aferrada a un sueño compartido,
te tengo, me tienes.



18 jul. 2011

Quiero dejar plantado al llanto,
cubrirme con tus brazos,
que sean abrigo de mis noches,
calma en mil mañanas.
Quiero dejar en el olvido,
los recuerdos amargos,
mas no quiero olvidarme
del amor que vino a mi rescate.

12 jul. 2011

Entraste silenciosamente

Cuando dejes entreabierta la puerta
que mantiene escondido tu corazón,
entrare con sigilo y lo uniré al mio
en una eterna caricia,
y de allí en adelante seremos uno.
Uno con la vida.
Amor que llega,
sin hacer notar su presencia.
Amor que se acepta
con alegría,
y el alma plagada de sueños
por compartir.
Gracias por venir,
bienvenido a mi mundo,
te colmare de besos en exceso,
de caricias cálidas.
Te llamare en un susurro Te amo,
y en un eco en mi interior
resonara tu respuesta ansiada.
Juntos haremos camino al andar,
subire montada en tus brazos
a la eternidad.
Enamorados del destino,
agradecidos por habernos unido.


10 jul. 2011

Que dice tu mirada, cuando callas

Que callas cuando me miran tus ojos,
al rendirse la luna al embrujo de la noche.
Que dicen tus labios sellados,
cuando me cubren con su besos.
Que tatúas en mi cuerpo,
cuando dejas tus huellas en mi piel.
Que hechizo escondes
en el aroma que impregna mis sentidos.
Que?...
Solo dejo que pase el tiempo
cobijada en el seno de tu pecho.
Cada emoción que desprende el alma,
es muda entonación de un canto a la vida.
Que emerge de la unión de dos seres,
artistas del amor.
Que escondes en tu presencia,
vehemencia, carisma...
Huyo de la soledad,
al confín de los impulsos
que me arrastran al preludio,
de un momento compartido,
en el sitio ignorado,
en el instante en el cual me envuelven
los sueños, las fantasías, manifiestas ansias
de un sentir escondido, en noches solitarias,
en distancias insoldables.
Enmudece el día,
es tiempo de amar.
Los cuerpos se buscan...
sin espacios existenciales.
Se hallan y se reconocen.
Son uno, doblemente amantes.
Los cuerpos se buscan...
Los cuerpos se hablan.


Asi te amo

Tu cuerpo es un laberinto,
donde mis manos se pierden
sin buscar la salida.
Me tiendo, acariciando
tu cabello,
surcando las marcas del tiempo,
en tu rostro,
solemnes testigos de entregas
sin códigos,
sin renombres.
Tildo cada momento como único
e irrepetible,
en el cansancio de mi voz,
que culmina en un susurro en tus labios.
Quedaras pensante,
acerca de mis silencios,
al final del amor.
Quedo tiernamente rendida,
al éxtasis de la emoción,
ocaso de una pasión desmedida,
sin interrupciones banales de tabúes,
ni lamentos de pasados.
Tarde el latir,
acomodar su ritmo,
no son fugaces los brillos
que destellan de mis ojos.
Me veo en ti y me regodeo en tu mirada.
Un suspiro trasformado en eternidad,
en la penumbra,
a la luz de tenues velas,
es la única respuesta
a mis silencios.
Siento nuevamente tu piel
acercándose a mi,
el calor me invade y la emoción
vuelve a despertarse.
Hechizada por el vicio de tu aroma,
me enlazo en tus brazos,
me pierdo en el celo de la noche.
No son necesarias las palabras,
si los cuerpos claramente entienden
cada signo trazado,
en cada beso,
en cada caricia,
en cada abrazo. Así te amo.


Bendigo la noche

Transmite la llegada de la noche,
la cúspide de un día,
vertiginoso y a su vez
en armoniosa calma.
En mis manos reposa
el alma cargada de emociones,
caricias que me trajo la brisa,
risas que resonaron entre mis brazos.
En medio de profundas miradas,
en terrenos donde nuestras huellas
fueron talladas,
marcando un pasado,
descubriendo la imagen iluminada
de un futuro sin relatos solitarios.
Llega el silencio,
colmando espacios espirituales,
allanando lugares,
donde componer enriquecedores recuerdos.
Memorias acompañadas de ilusiones,
eternas figuras que se hallan
selladas en el corazón.
Elevo la mirada,
cerrando mis ojos,
estremece en paz,
mis latidos.
Me imagino sentada,
a orillas del océano,
con mis manos aferrando la arena,
dejándola escurrir,
solo escuchando el susurro del mar,
iluminadas por la luna.
Un recuerdo fugaz de niñez.
Dejo hoy mis raíces cálidas,
en los senos del ensueño,
son mi tesoro,
mi bendición.
La noche...protagonista
siempre de nostalgias
y felices momentos compartidos.
La noche entrega su magia.
Y me encanta llegar a escribir,
nuevas palabras en su compañía...
junto a la tuya.
Bendigo cada una.
Bendigo la vida.
Bendigo la oportunidad de ser
parte de este espacio universal.


8 jul. 2011

A veces, todo el tiempo.

A veces me pierdo
en la inmensidad de los pensamientos,
vastos caminos me conducen
a dulces placeres con la conciencia.
A pesar de que las distancias,
invaliden cualquier ilusión,
los sueños sobreviven ante el silencio,
los momentos solitarios,
ante el reflejo del yo oscuro.
Habitante en los rincones
mas recónditos del alma.
A veces, solo a veces,
el poder de mi mente
logra transportar mis emociones,
adonde solo la luz guíe las sensaciones,
estando nuevamente en paz.
Paz, para ti y
armonia para el latir constante,
de mi ser emotivo.
Amo la vida,
compartir cada segundo
con lo que mas quiero.
Ese es el regalo mas preciado,
nada mas deseo,
solo seguir soñando,
de lo cual me nutro cada dia,
amor...mas amor.
A veces me pierdo, lo se,
pero se que tu me devuelves
a mi estado de conciencia.
A veces, tan solo
anhelo amarte sin reparos,
bajo la complicidad de la noche,
entre sabanas humedas,
a traves de tenues y calidas palabras.
Vuelco cada esperanza
a la vida que me ha sido concedida.
Bendigo cada respiro,
cada suspiro,
cada motivo que hace latir mi corazon.
Alma, corazon,
humano a la vista de todos.
Tu me ves?
Entonces existo.
Gracias.
Namaste




7 jul. 2011

Calor en mi piel.

Quema el pensamiento,
el frió se condensa en mi piel,
el fuego de las deseos guardados
se fugan en la noche mas rebelde,
cumpliendo la fantasía del destino detenido.
Las manos se enlazan entre tu piel,
descubriendo espacios,
desterrando miedos y
agonías.
Mis labios dentro de los tuyos
susurran melodías ininteligibles,
sonidos que hacen eco del amor,
lenguaje que solo tu y yo comprendemos.
Quema el aliento sobre mi.
Vibra en el silencio,
el encuentro de un deseo en común.
No escapo de las emociones,
esclava de tus besos,
me rindo a las caricias
que dan calor a mis sentimientos.
Abrigo a tus pies,
amando al ser.
En cenizas ,el pasado, se libera lento;
la brisa se la lleva en el tiempo.
Viviendo el momento,
me dejo abnegada al calor
de tu mirada, clara y
amante.
Viviendo el instante,
en el cual solos existimos,
en el vasto Universo.


5 jul. 2011

Entre la razón y el delirio

Clave la mirada,
en el punto donde se unen
la fuerza de tu esencia,
con la inercia de mi alma;
presente en el espacio sublime del universo.
Tendida boca arriba,
tratando de penetrar la profundidad
de lo infinito,
con los pensamientos errantes.
Allí donde convergen,
la fantasía, con el ideal de la realidad,
donde se confunden las emociones,
volviendo casi nefasta la existencia propia.
Volcada sobre mi misma,
extrañando el aroma de los besos,
besos aislados en la memoria.
Caricias atrapadas en un laberinto
de profundos amores.
Yace débil mi cuerpo,
casi suplicante,
exhorta a mi ser a dejar a un costado,
la faceta doliente vivida, sufrida en el pasado,
no tan lejano a las heridas, aun latentes en el espíritu.
Quiero que mi voz se haga eco,
de la esperanza renovada,
algo dentro grita punzante
por resurgir.
Grita el alma,
se agita el pecho,
se estremece la piel,
con la brisa de la noche.
Quiéreme entre el punto donde me hallas,
entre la razón y el delirio.
Amame como si no dejaran de existir
el tiempo y el espacio.
Donde solo tu y yo
sean solo la necesidad de nuestra existencia.
Quiereme,
entre la luz que vislumbra mi camino,
y las penumbras que hacen tropezar mi juicio.
Amame y limitate a darme la razon como a los locos.
Grita el alma en los latidos,
roza tu piel a la mia,
seamos uno en un instante,
calderos de un encuentro de pasion, tan esperado.
Vibrante mi mente se entrecruza,
con el sentimiento emanado en el corazon.
Quiereme.
Quiereme donde me hallas,
en el filo de la razon y el delirio,
loca de amor al fin,
sin limites.
Alli buscame,
ahi encuentrame.