10 jul. 2011

Bendigo la noche

Transmite la llegada de la noche,
la cúspide de un día,
vertiginoso y a su vez
en armoniosa calma.
En mis manos reposa
el alma cargada de emociones,
caricias que me trajo la brisa,
risas que resonaron entre mis brazos.
En medio de profundas miradas,
en terrenos donde nuestras huellas
fueron talladas,
marcando un pasado,
descubriendo la imagen iluminada
de un futuro sin relatos solitarios.
Llega el silencio,
colmando espacios espirituales,
allanando lugares,
donde componer enriquecedores recuerdos.
Memorias acompañadas de ilusiones,
eternas figuras que se hallan
selladas en el corazón.
Elevo la mirada,
cerrando mis ojos,
estremece en paz,
mis latidos.
Me imagino sentada,
a orillas del océano,
con mis manos aferrando la arena,
dejándola escurrir,
solo escuchando el susurro del mar,
iluminadas por la luna.
Un recuerdo fugaz de niñez.
Dejo hoy mis raíces cálidas,
en los senos del ensueño,
son mi tesoro,
mi bendición.
La noche...protagonista
siempre de nostalgias
y felices momentos compartidos.
La noche entrega su magia.
Y me encanta llegar a escribir,
nuevas palabras en su compañía...
junto a la tuya.
Bendigo cada una.
Bendigo la vida.
Bendigo la oportunidad de ser
parte de este espacio universal.


No hay comentarios:

Publicar un comentario