21 jul. 2011

A veces,
perdida vaga la memoria,
no se encuentra,
no ve su reflejo en el pasado,
ni se fija en el camino
hacia el futuro.
A veces,
se escapa la noción del tiempo,
y la razón deja escaparse,
entregándose al exilio
del delirio interno.
A veces,
me ausento si,
pero ese lazo que me une a ti,
hace retornar cada emoción
distorsionada por esencias turbias.
Tu eres mi paz,
la luz que me cobija,
que es mi faro,
entre mis viajes hacia la nada.
De allí vuelvo a tus brazos,
segura en tu pecho,
tus latidos me adormecen
envolviéndome en pensamientos,
donde mi mente se aclara,
y acomoda cada espacio
ocupado por el amor,
tierna amistad,
cálida sensación de armonía.
A veces,
me pierdo si.
Pero vuelvo a mi,
y soy nuevamente feliz
de que la distancia no sea mas
que una ilusión.
A veces...
soy esclava de mis errores.
Tan solo soy humana.


No hay comentarios:

Publicar un comentario