31 jul. 2011

Es tan claro que no lo puedes ver en su deslumbrar,
su fulgor es tan intenso que te enceguece
impidiendo tus pasos y agotando tu aliento
evitando así que llegues a destino.
Tan solo aferrate a mi mano, siente con el alma
escucha tus emociones, llamándote,
haciendo salir de ti, los miedos que te impiden seguir.
Dejas salir tus lagrimas al olvido,
desagotando la angustia y el dolor,
mantén tu fe en la constancia de la vida,
se paciente, déjate escuchar, los latidos sonar.
Aprende a sonreirle abierta y sinceramente
a las nuevas oportunidades,
se libre de ser feliz renovandote.
Es tan claro el camino, se despejan los senderos,
y el reflejo se hace límpido en tu mirada,
estas emprendiendo la marcha,
con el curso nuevamente hacia adelante.
No te aísles, comparte alegrías y tristezas por igual,
somos amigos del destino, no manejamos el tiempo
ni tampoco tenemos manual de como vivir cada día.
Tan solo viviendo se vive,
tan solo se es feliz, aceptando nuestro ser en paz con el Universo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario