31 jul. 2011

Solos tu y yo, esta noche en que todos duermen.
Dejamos correr nuestras fantasías para hacerlas realidad.
Haciendo a la imaginación brotar miles de ilusiones,
visiones en que juntos hacemos lo que nuestra piel nos pida.
Sin palabras que entorpezcan los sentidos.
Vamos a dejar volar nuestros pensamientos,
para reencontrarnos en un abrazo pleno de fuego y lleno de caricias.
Me gustaría cumplir los deseos mas escondidos.
Esos que nombras, pero no se saborean como la miel que se escurre dulce.
 Solos tu y yo, una tierna experiencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario