29 oct. 2010

Ley de Dar

“Practicar la Ley del Dar es muy simple: Si quieres felicidad, dale felicidad a otros; si quieres amor, aprende a amar a los demás; si quieres atención y apreciación, aprende a dar atención y apreciación; si quieres abundancia material, ayuda a otros a tener abundancia. De hecho, la manera más fácil de obtener lo que quieres es ayudando a otros a obtener lo que quieren.”


                                                                                                                     Deepak Chopra

26 oct. 2010

Eres la luz, vive.

De Manzy Torres, el Domingo, 03 de octubre de 2010 a las 17:54
Vive con la intensidad máxima,
sigue el impulso mas profundo
de los deseos de tu corazón
Desata la imaginación
hasta más allá
sin medir distancias,
procurando que lleguen
donde tus manos no alcancen.
Vive cada instante
en cada latido
suspiro eterno
que desaten tus ilusiones.
No dependas del azar
de la suerte que te depara el destino,
vive hoy
como si el mañana
fuera solo una cortina por abrir
en el momento preciso
en que tus manos necesiten levantar.
Respira la inspiración
que cada amanecer llene.
Vive, ríe, haz el amor,
llora, comparte,
detente a observar
el reflejo que irradia el mundo
a través de las personas.
Disfruta cada sentimiento
que te permita el tiempo,
se tu mismo
en la búsqueda de tu verdad.
Disfruta la vida.
Disfruta del amor
en todas sus formas.
Se tu, el Universo te lo permite
en cada latir
en cada suspiro del alma.
Comparte la luz
que surge de tu ser
 lleno de humanidad.

Aquí

De Manzy Torres, el Viernes, 01 de octubre de 2010 a las 23:40
Desde donde estoy,
me dedico a venerar el amor
que me enseñaste a sentir
suprimiendo las lágrimas.
Estoy sentada
mirando hacia mis sentimientos
buscando la luz atenuada
aun existente de tu recuerdo.
Que voy a hacer con todo este amor,
que se ahoga en mi corazón.
Que hare con tantos besos guardados
tantas caricias erradas al vacio...
Te fuiste si decirme adiós.
Me quede con mis noches
moribunda en mi dolor.
Mi sangre hierve en mí ser
latente de ti.
Y sin ti,
busco refugio
en tantas palabras
tratando de extenuar al pensamiento
que se esmera en buscar
nido en las memorias del pasado.
Abrazada a mí ser,
calmando las angustias, y
las ansias de fundirme a tu piel,
Contigo se fue
el ruido de mis risas,
queda el silencio
del correr de las lágrimas
Quedo acompañada .
de la soledad empapada
de noches llenas de melancolía.
Te amo sin tiempos,
ni espacios,
te quiero en la locura y
quedo  inerte
volcada en miles de ilusiones rotas
promesas de eternidad,
con un dolor tan hondo  
 en mi corazón.

Solitaria

De Manzy Torres, el Lunes, 27 de septiembre de 2010 a las 23:42

Me encontré de golpe
a solas con mis pensamientos
y con ellos,
tu presencia en mis sueños despierta.
Soñando despierta
con volver el tiempo presente
al tiempo pasado.
Cuantas incoherencias se entrecruzan
cuando se tiene el corazón
abatido por el amor
y no ayuda la soledad,
ni los silencios,
ni siquiera la compañía de recuerdos
guardados con reparo en el alma.
Y como siempre las palabras
son el único desgaste que tiene el dolor...
Y aquí me quedo
con el corazón y el alma
expuestos a los designios del destino.


Mi verdad

Nada puede detener
ni siquiera el destino puede lograr el final
de este amor que no se rinde ante el dolor.
Nací para amarte
más allá de la razón
el alma no acepta ver la realidad,
nací para quererte
es un dictamen del corazón.
Nací para adorarte,
es mi única verdad.
Firmado en las estrellas
este amor perpetuado en tantos besos,
Dios como testigo y hacedor de destinos,
nací para amarte
más allá de la razón
es mi huella
mi única verdad.
Nací para quererte
amor del verdadero
amor eterno.
más allá del universo
más allá de mis propios sueños.
Sembrando en mí
una infinita ilusión.
Nací para amarte
y este amor no se rinde
ante el dolor.
Eres soledad que me cobija
y la noche abrazando
mi ensueño.
No importa cuánto hiera
la verdad,
nada puede detener
amarte más allá de la razón.

Allí, donde habitas.

De Manzy Torres, el Lunes, 20 de septiembre de 2010 a las 14:28
Vivencias del pasado
que acompañan mi presente,
no se alejan siquiera para dar respiro
a mi atosigada alma,
colmada de recuerdos y sueños pisados.
por el paso del destino.
Aquejada del mal de la añoranza
en medio de lagrimas, penumbras que me abrazan,
en los silencios que me apresan
dejando salir solo a los pensamientos.
Algo de ti
queda a medias,
por mis labios cedo mis dedos
en busca de aquel sentir,
cerrando la mirada, buscándote en mi interior,
allí donde habitas.
Primer sabor de labios,
primer calor entre sabanas,
amor de verano,
pasión de invierno,
ternura de palabras susurradas
en el estremecimiento de mi piel,
rendida a tus aromas.
Aun dentro
entre mis latidos,
aun sentido en cada uno de mis anhelos.
Pasado el tiempo,
dando lado a la eterna ausencia.
Privando al ser
de un nuevo despertar;
me hundo en el ensueño
donde juntos volvemos a sentirnos.
Y ante mis ojos
se posan solo los momentos
vividos en un pasado no muy lejano.
Y ante mi corazón
tu ausencia se halla profunda,
no será fácil suavizar las huellas de tanta inmensidad.
Con tal fuerza hemos amado,
con la misma intensidad
con la cual, en mis instantes más calmos
te ansió,
y aun sabiendo
irremediable la verdad
que me ha implantado la vida,
aun te amo
aun te siento
aun tú aroma en el aire y tu figura existencial.
No me refugio ante el pesar
no me angustio ante el vacio frente a mí,
solo me siento a la espera,
de un suave toque,
un cálido roce
un suave susurro
un soplo de vida,
que despierte al ser de su éxtasis
plantado en el pasado, allí donde tu habitas
y siempre presente lo harás.

Y los sueños son mi protección

De Manzy Torres, el Lunes, 20 de septiembre de 2010 a las 0:35
En mi camino voy dejando las profundas huellas del pasado.
Temblando ante el deseo de oír tu voz,
Anhelando la ilusión de un beso.
Y en el transcurso de la eternidad,
Después de haberlo sentido
No quiero, sostenida en mi terquedad, perder
La esperanza de volver a ver crecer el brillo
del cariño que pueda recibir de tu mirada.
Deseo en mi inmensidad de ser humano
sacar la voluntad propia de tal sentimiento.
Y peco de incrédula
y será el peso que arrastre en el tiempo,
pero vuelco mi fe en tu presencia allá lejos
distante de mí.
Me quedo resolviendo los acertijos de la vida
esquivando laberintos,
pensando en ti
volviéndome a perder en la inocencia
por conocer lo desconocido.
Te pierdo en mi soledad
ausente de todo lo que siento.
Te pierdo por no entregarte
la llaves de mi alma.
Me marcho de la noche
los sueños me brindaran su protección
luego de haber luchado con una penosa fantasía,
a través de la distancia.

"A medias"

De Manzy Torres, el Lunes, 13 de septiembre de 2010 a las 23:15
Y allí estas tu, a través de la distancia logro vislumbrarte, tan lejano, tan distante. Pero presente en mi alma despertando nuevas pasiones. Pero el destino sabe mi verdad, no quiero un amor a medias, quiero sentir el aroma de tu piel, su calor rozando la mía, conocer a que saben tus besos. No desea el tiempo que se asienten mis pasos en un sueño. Y me resigno a mis sentimientos a punto de florecer. Pero como evitar que tus palabras calen tan profundo en mi alma? Ya te conviertes en recuerdo, en un tierno sentimiento que a medias se queda por culpa de la lejanía de tu ser. Culpo al Universo, que nos puso en tan diferentes espacios, tú en el tuyo, allá a lo lejos en este mundo y yo aquí, adjuntándome inevitablemente a la soledad. Me niego así a la posibilidad de que la vida me devuelva la oportunidad de un nuevo amor o es solo una ilusión nacida a causa de tantas frases idas y devueltas?. Qué culpa tiene el corazón al sentir? A medias te quiero, a medias te amo, a medias te siento. Y con mis brazos quedo, acunando un sueño que quiere despertar a una verdad. Me quedo con las palabras que me llenan de ternura y una ilusión despierta aun a través de la distancia, con un pie en la fantasía y la otra a medias posándose en la realidad.

Junto a mí...

De Manzy Torres, el Lunes, 13 de septiembre de 2010 a las 15:11
La vida es triste, sin las mañanas
En que tu ser iluminado me encandilaba,
Descubriéndome al amor.
Sé que es en vano tratar de dejar atrás los sueños
Lazos de esperanzas que me mantenían unida a ti,
Tu recuerdo es parte ya de mí.
Es demasiado fuerte el sentimiento
Te quiero ahora,
Sencillamente
Te amo plenamente.
Siguiendo el trayecto de mi ilusión, mi corazón
Mis ojos te observan, alejada de los tuyos.
Queda un vacio en mi alma,
Un lugar cercado por el llanto,
Un espacio rodeado de tristeza.
Demasiado yo te amo,
Demasiado ya te extraño, y
En un agonizante susurro solloza mi amor,
Herido por tu silencio en sombras.
Queriendo poner alto, digo basta,
Y callo.
No deseo que escuches siquiera, mis lágrimas al derramar.
Y junto a mí… tu ausencia.

Siempre presente


De Manzy Torres, el Domingo, 12 de septiembre de 2010 a las 19:29
Nada más hermoso que sentir el alma radiante, cargada de tanta energía. Que gran capacidad tienen los encuentros entre seres que irradian tanto afecto dando, recibiéndolo. Que grato es ver las sonrisas o notar en un abrazo la sensibilidad de un sentimiento. Gracias por dejarme compartir eso momentos e integrar en mí ser esa luminosidad que me llena de alegría y me devuelve una sonrisa con cada recuerdo. Los amigos calan tan profundo, forman parte de nuestra humanidad. Gracias por estar en todas formas, cerca, en la distancia; pero siempre ahí, presentes. Los quiero de manera indescriptible, mi corazón les habla de manera directa. Siempre presente, Manzy

Te observo.

De Manzy Torres, el jueves, 09 de septiembre de 2010 a las 0:59
Llevo dentro de mí, palabras llenas de sueños. Llevo la evocación del pasado, la necesidad de descifrar un futuro. Llevo cargada la voluntad por salir del vacío que dejo la ausencia del ser que habitaba mis recuerdos. Veo las huellas profundas de mis pasos  delatando el peso de mis lágrimas. Déjame demostrarle a la vida que aun siento. No me dejes perdida detrás del espejo del destino, el tiempo no se detiene a mirar quienes van quedando. Tu estas alrededor de lo que soy, componiendo mis caminos. Hablo al ser que habita esta alma que se muestra embravecida con el correr de los días. No puedo detener mis latidos así como no puedo dejar que fluyan las ilusiones. Cierro mis ojos mirando la compañía del desconocimiento, la ignorancia de tu identidad me obliga a seguir buscando. Nunca sentí tal fuerza por no bajar mis brazos. La esperanza y mi paz se hallan unidas en la travesía por hallarte. Escrito en las estrellas con la inocencia del que las mira. Te observo desde donde estoy, imaginando tu rostro, el sonido de tu vos, el aroma de tu piel. Te observo desde la distancia que es lo único que nos mantiene unidos. Llevo despierto mis sentidos. El anhelo por saberte mío. Destino por favor, no me compliques la existencia. Déjame el camino libre.

Otra vez Tú!!!


De Manzy Torres, el Martes, 07 de septiembre de 2010 a las 23:01
Cuantas frases se agolpan en el pecho, atajándose en su afán diario por encontrar respuesta a sus sentimientos. Reflejo en tus ojos de mi, quiero ver; el claro deseo de tu piel hacia la mía, percibir de cerca tus aromas y que me embriaguen de amor... del autentico. Y en el instante justo en que me daba cuenta de tu existencia supe que no eras mío. Cuan injusto es el destino! Volver a cultivar una ilusión y verla deshacerse en mil pedazos a mis pies. Cuando al fin los fantasmas del pasado se iban esfumando, en torno a dulces e inolvidables recuerdos, me convertí en un alma con sed de sentirse otra vez amada. Destino te has vuelto en mi fiel acompañante de tantas noches como estas, encerrada en mis pensamientos, encandilando mi camino. Todo predestinado a suceder, como no me había dado cuenta que lo real se halla cerca de uno y no envuelta en las nubes de la distancia. Acallo a mis voces tumultuosas dentro mí, silenciando los deseos, echándolos al hueco del olvido. Y todo se envuelve en el silencio de esta noche como tantas que han pasado. Y en lo inevitable, brota una lágrima, creyendo así calmar a mi alma que se creyó con el derecho de sentirse nuevamente enamorada. Naufrago en tu olvido, encallo en la barrera que han forjado tus brazos.

25 oct. 2010

Amor, donde te encuentro?

De Manzy Torres, el Martes, 07 de septiembre de 2010 a las 3:02
Apretando al corazón para que no salte a los abismos, sujetándolo para que no caiga en una fantasía demasiado irreal. Tan cerca, que puedo llegar a oír tus palabras y a su vez tan distante que mis manos anhelantes de tu piel no llegan en su agonía tocarte. Y en el deseo me pierdo, por sentirte, por probarte. Nace en mi lo inevitable, la necesidad por saberte mío. Por la pena de sentirme equivocada en mi respuesta, cubro mis ansias con el débil telón de la indiferencia. Me dejo partir lejos de ti, queriendo con el alma aferrarme a tu proximidad. Cuantas frases calman a medias mi sed, si fuera con tan solo un beso... ¡¿Donde puede desembarcar mi amor si no halla su puerto?! Ilumina con la luz de tus ojos, se mi faro en el final de mi viaje. Mantén abierto tus brazos para que naufrague en ellos y cubre con tu calor el frio que deja tu ausencia. Ese es el deseo de mi alma, cruzar cualquier distancia, por descubrirte al fin.