17 mar. 2012

Tomo permiso y me adelanto al decir con soltura que mi alma aun sabiéndote perdido, te ama. Te amo en cada aroma de ti, guardado en mis sentidos. Te amo en la necesidad de mecerme entre tus brazos y no encontrarlo. Envuelvo mi soledad con la nostalgia amiga, y me inclino, dejando la pena derramar su olvido. Y el tiempo pasa, la vida pasa, y la vivo. Vivo esta vida a diario, respirado el espacio vacío que el destino ha dejado. Y a pesar de encontrar miles de maneras de sonreír, el deseo infundado de tenerte persiste. Sin excusas, sin palabras medias inacabadas, cierro los ojos y te siento cierro los ojos y te amo, y vuelvo a beber de tus labios y a temblar en la memoria de tus incontables caricias. Amado retirado de mis sabanas que aun guarda tu esencia, tu perfume a hombre. La vida da motivos para continuar su camino, prosigo, mas el amor perdido aun sentido, aun vivido, me permito conservarlo. Te amo porque lo declaro y queda registrado a la vista de quien quiera. Te amo, mi amor angelado, amado tu amada en la eternidad de las palabras escrita en cada espacio de mi piel.

No hay comentarios:

Publicar un comentario