17 mar. 2012

Buscándote entre los suspiros, anhelandote a la distancia. prisionera de un recuerdo aun no vivido, no compartido. Bailando con tu ausencia, en el aire de la noche bajo el lumbre de la luna, imaginado el calor de tu cuerpo. Aferrada a un misterio, de palabras cruzadas, de frases desbordantes y sueños mezclados de deseos. Donde esta tu piel, quiere llegar a su encuentro mis labios, y perder la noción en ellos. Que distancia?! Aquí mismo te tengo entre letras y melodias entonadas que trae el viento. Que no acabe la noche, que no llegue el día; que no se corten los hilos que tejen este ensueño. Encantada de tu voz no escuchada, desconocido amante, como enamoras sin darte nombre. Que no acabe la noche que no se oculten las figuras, furtivas sombras en la imaginación de un solitario corazón. Te veo y siento en cada observación, en el silencio adecuado, en la mención equilibrada. Y así el desvelo pierde peso entre el velo que cubre el cansancio que acorta la noche encantada. Inevitable no percatarme no dejar de enamorarme de tu porte en palabras ubicadas a distancia en cada espacio de mi alma solitaria.

No hay comentarios:

Publicar un comentario