17 mar. 2012

A pesar de ser todo lo contrario, opuesto a cada trama de mi, no podría existir sin tu existencia, por la cual surjo y me complementas. La idea total de saber que existo por ti, como para mi y así en un continuo desarrollo natural del universo. Mientras me escondo en la oscuridad, abrigada de la madre tierra, la armonía me contiene, y allí es cuando nace tu luz, despertándome en los altos cielos, descubriéndome a la vida. Ninguno existe de manera continua, sin continuar transformando nuestra esencia, es un circulo generando energía principio de donde todo surge. No somos nada si no estamos juntos, somos como el día y la noche, destinados a equilibrar la balanza del destino. En mi estas tu, como yo estoy en ti. Fluyendo a través del tiempo, en constante transformación, siendo verano, siendo invierno, donde el sol se apunta en lo alto del cielo, me detengo a observarte, desde mi espacio oculto, sin dejar de ser tuya y tu parte de mi. Coexistiendo en la necesidad de ser, todo esta escrito en las estrellas, en nuestros cuerpos yace la verdad de nuestra fuerza, tu me nutres de amor complementas mi ser, siendo parte del mismo. Namaste-

No hay comentarios:

Publicar un comentario