12 mar. 2012

Si pudiera marcar un momento en la línea del tiempo, seria este instante, un detalle que deja su huella en el alma, discute con la distancia y se queda grabada por siempre en el corazón. Y mis manos se detienen por segundos, el palpitar en mi pecho confunde mis pensamientos y me sofoco en la emoción. Ha sido, ha pasado, lo he sentido, lo viví y soy feliz. No existen mas frases que puedan describir lo que callan mis labios, lo que mis ojos imaginan y se dejan caer en la ilusión. Seria un pecado detener el silencio. Entonces guardo mi historia escrita en mi memoria, con una cómplice sonrisa en la noche.

No hay comentarios:

Publicar un comentario