17 mar. 2012

A quien no le gusta o sueña con recostar su cabeza en la almohada y recibir al final del día ese tenue susurro a tus oídos, diciendo lo mas deseado: TE AMO. Y entonces caer en el verdadero sueño entre los brazos de quien mas deseas, de quien mas quieres, al cual amas y dedicas cada aliento en cada poro de tu piel.

No hay comentarios:

Publicar un comentario