17 mar. 2012

Observo el reflejo que me devuelve el espejo. Cada detalle que el tiempo va tallando en la imagen dejando huellas de cada momento. Lo que me devuelve es la vida, el orgullo de ser lo que comparto. Una sonrisa sincera, un aliento en la palabra, un consuelo en una caricia a pesar de la distancia. Lo que me devuelve la mirada, es un bosquejo de mi estado interior. Aquello que aun voy descubriendo, aquello que el destino va escribiendo. Soy las manos que detallan, la libertad con las que emanan mis frases, mis pensamientos, la emoción de momentos que pasan, viviendo en los recuerdos. Soy la memoria escrita, que no se calla, no deja espacios, llena vacíos, espanta los miedos, persigue esperanzas. Aquello que detona y estalla, quiero que sientas y seas libre de ser. Como soy libre de interpretar mi papel en una historia continua escrita segundo tras segundo, sin detener mis manos, soy tan solo el reflejo de lo que ven tus ojos. Estoy sin esperar nada a cambio. Solo siento, no planeo, solo vivo hoy. Respiro y existo soy la razón, la verdad que busco. Y tu?.

No hay comentarios:

Publicar un comentario