17 mar. 2012

Llévame de la mano hacia donde se tornan indefinidas las imágenes de aquellos recuerdos que la mente busca borrar u ocultar en lo mas profundo de la consciencia. Llévame en tus brazos, cargándome, haciendo de tu cuerpo mi descanso. Llévame donde tu besos sacudan mis labios, tus dedos se hagan dueños de mi cabello y jugar los dos a amarnos, perdiendo la cordura la razón del olvido. Permanezco a tu lado, eres mi fuerza, la energía impulsada en cada caricia anudada en mi piel. Llévame donde quiera arribar tu presencia y depositar nuestras penas y fracasos, y luego continuar nuestros pasos ligeros a través del pasaje donde el destino nos espera, y emprender la eternidad. Hazme saber segura de tu humanidad capaz de borrar con tu sonrisa todo huella de llanto y desaliento al sentirme sola, en las noches, en los días. Gracias por llevarme adonde la fe es continua el faro de la vida es la luz de la esperanza caminando juntos en la senda elegida, nuestro único equipaje nuestro amor fortalecido. Escapemos hacia la felicidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario