17 mar. 2012

Cansada de esperar a que llegue el momento adecuado, camino directamente adonde se encuentra la felicidad. No espero que apruebes mis decisiones, ni mis posiciones para alcanzar lo que ansío. Debo cometer quizás, los mismos errores una y otra vez o esquivar toda barrera que me ayude a superarme. Tal vez no necesito de tu apoyo ni que me tiendas la mano, si es que no me sostienes con firmeza. Ganar al final, después de tanto perdido, es la recompensa por cada lagrima caída en formas impensadas. No requiero de maneras formales de presentación, solo espero descansar en tus brazos, cuna de mis sueños. Y volcar mi paz dentro de tu mirar y juntos compartir la armonía de un destino cruzado por el universo. No fueron suficientes los engaños, ni los tropiezos. Lo que no pudo derribarme, logro en mi fortalecer mi espíritu, confrontar la debilidad y volver a levantarme. Mi meta, descubrir el dibujo de tu silueta imaginaria en la distancia. Y ahora poder cumplir cada beso soñado, cada caricia robada a los vientos, cada pensamiento escrito de amor en la emoción brillo de cada estrella, solo por ti. Solo por ti, soy capaz de vencer mis propios miedos de volver a sentir, de saber redescubrir al amor delineada en tu piel. Ver la vida nacer en tus ojos, y vivirla en cada sentido de nuestro ser. Ver la vida nacer en tu ser... Encontrarte y ser parte de ti.

No hay comentarios:

Publicar un comentario