17 mar. 2012

Jamas dejare atrás mis sueños, aunque estos aparezcan desteñidos o rasgados por el paso del tiempo. Jamas perderé el rumbo de mis verdades buscadas. Jamas sera imposible, no dejar de recordar los motivos que impulsan a seguir caminando directo a la meta. Un destino con muchos caminos, cruces, distintos finales. Mas todos ellos acaban en un sueño felizmente realizado. Las apariencias son lo de menos, bastan los ideales que forjaron ese destino. Nunca desistas, no abandones ni te pierdas en furtivas banalidades, aferrate a la esencia de tu ser, no ahuyentes a lo que realmente importa en tu universo. Ese destino es el reflejo de la fe de donde nace cada ilusión. Se fuerte. Se atento. Se tu mismo en cada detalle, en cada memoria escrita a tu paso. Gentil amigo, te deseo se feliz. Todo esfuerzo encuentra su recompensa. Sigue regando tu esperanza, nunca pierdas la fe en aquellos sueños. Pueden llegar a ser tu mas valioso obsequio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario