17 mar. 2012

Peleare, si así fuere necesario, contra todo aquello que aleje mis metas de la felicidad eterna. Luchare contra mis propios sentimientos contradictorios a mis emociones. Buscare la paz donde la batalla sea mas intensa y no se dobleguen las barreras. Encontrare entre restos de mi aliento perdido, alguna fisura donde introducir un susurro de esperanza. No dejare de luchar por la humanidad compleja de cada ser, merecedor de toda misericordia. Donde el sol se esconde detrás de nubes oscuras atormentando, al cielo suplicare por un rayo de luz de fe esparciendo su fulgor a través de mi mirada cristalizada. Y a pesar de la lucha interna miles de voces murmurando atrocidades y delirios malcriados, camino, no dejo de marchar y marcar mi paso. Mis huellas son la guía de que voy dejando atrás el pasado, el viento cruzado con la lluvia brotada de las alturas, cumplen su sabiduría y me deja en la memoria con recuerdos que atesoro. Sin bajar nunca los brazos, adoro la bendición de pertenecer al genero mas vulnerable, ser humano, débil. Muéstrame entonces destino toda clase de contratiempos en mi búsqueda de verdad y respuestas para validar cada uno de mis sueños. Jamas doblegaras mi alma donde guardo cada ilusión, seré feroz guerrera antes que perder uno solo de mis preciados tesoros. En mi guardo el amor, la amistad, la pasión, el cariño, mis faltas, mi esencia, mi eternidad. Peleare... Y sabre salir vencedora. Porque soy una guerrera de la vida, y Dios agita mi brazo ahuyentando fantasmas. El me sostiene y me da su mejor arma, mi fe, creer que soy capaz de ser. Y doy gracias día tras día, lluevan piedras y suenen truenos o salga el mas hermoso de los soles. Peleare y con mi amor seré feliz cuidando la vida que me ha sido obsequiada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario