17 mar. 2012

El ying y el yang son dos fuerzas fundamentales opuestas y complementarias, que se encuentran en todas las cosas.El yin es el principio femenino, la tierra, la oscuridad, la pasividad y la absorción. El yang es el principio masculino, el cielo, la luz, la actividad y la penetración.Según esta idea, cada ser, objeto o pensamiento posee un complemento del que depende para su existencia y que a su vez existe dentro de él mismo. De esto se deduce que nada existe en estado puro ni tampoco en absoluta quietud, sino en una continua transformación.El yin y el yang se consumen y generan mutuamente. El yin y el yang forman un equilibrio dinámico: cuando uno aumenta, el otro disminuye. El desequilibrio no es sino algo circunstancial, ya que cuando uno crece en exceso fuerza al otro a concentrarse, lo que a la larga provoca una nueva transformación. Fascinante concepto que se utilizo en relación del amor entre dos personas. Fuerzas opuestas que se atraen, y sus energías se unifican, complementándose y fluyendo. Una energía inagotable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario