17 mar. 2012

Guardame una gota de la miel que surge de tu centro. Haz correr en mi la esencia y adosar mi cuerpo al tuyo. Fundirnos, confundirnos en la oscuridad. Girar la razón, que vuelque el deseo en la perdición de la lujuria de tus besos. Y entrar en el abismo delirio en el cual recostarnos al cansancio. Suspiro tras suspiro y no acabar, no abandonar seguir y amar. Cruel seria abrir los ojos a la luz y descubrir que, no es verdad. Tus palabras provocan y tu ausencia se transforma en la ilusión de la presencia y en ella mi amor se posa reclamando ser real. El amor grita su verdad. Mil palabras le dan origen, dan fe de toda emoción de todo anhelo, de toda pasión. Recuesto mis caricias en tu ser, inconfundible te siento. Eres. Amante. Soy tu amada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario