17 mar. 2012

Pensar que recién comienza la noche el suave descansar de mi cuerpo es tardío y aun no puedo dejar abandonarme al apacible sueño. Estaré en vigilia, buscando la verdad oculta. Aquella que pueda vencer los miedos que se esconden detrás de la nostalgia. La sonrisa diaria cansada, declara en el silencio desear con vehemencia con anhelo en todos sus sentidos, encontrar la armonía. La mente y el cuerpo se oponen a la paz que mas ansío. con esperanza y esmero. Paz al alma. Y dormir al sueño como la de un niño que vive envuelto en la bendición de la inocencia. Hallar la luz que guíe mis pasos al sanar de mis heridas y volver a sonreír con la sinceridad devuelta en la mirada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario