13 abr. 2012

A veces el tiempo es tirano, cierto, tanto como el cansancio el agotamiento diario, por el trabajo, fuera o dentro de cada hogar. La voluntad por querer abarcar todo y conseguir ese poquito, es suficiente para mitigar la esperanza ansiosa y la fe que la impulsa. Esta noche yacen rendidas mi mente y mis palabras, el sueño es como un calmante sutil pero muy manipulador. Me siento como un títere que siendo manejado por el destino, se acerca a su nido a posar su decaída presencia. El universo sigue naciendo yo sigo creciendo, evolucionando. Como he dicho en ciertas ocasiones, carpe diem. Y esta noche es mía. Completo un ciclo y el tiempo sigue su curso. Que hora es? nunca lo he sabido. Me dejo llevar por la necesidad del descanso, mañana sera un día placentero, la vida es para disfrutarla en todos sus momentos, fuera o dentro del hogar. Somos diferentes culturas, sociedades que mantienen cada cual su estilo, su margen de supervivencia. Yo vivo a mi manera igual que tu, eso nos alienta a seguir compartiendo nuestras experiencias. Conocido o por conocer. Que tu jornada sea bendecida con la luz divina de poner en cada acción, la buena voluntad y alegría de cumplir con un pedacito de historia. Recuerda que tu vida no pasa indiferente, eres único e invaluable, capaz de marcar con un pulgar una diferencia ante el universo. Ser alguien del montón no es mi estilo... Se feliz. Namaste-

No hay comentarios:

Publicar un comentario