13 abr. 2012

Peleare en esta lucha no deseada, mis emociones se movilizan en la búsqueda de una solución pacifica para encontrar por fin la calma. En mi alma, de manera involuntaria se presentan imágenes de sueños olvidados, escondidos, perdidos acaso por no saber la manera correcta para hacerlos realidad. La voluntad vulnerada por angustias, por vestigios de dolor, de cicatrices que aun sangran. Dame razones destino para seguir el camino de la vida, hazme quedar sobrellevando ese sentimiento eterno, donde la luna es testigo de tantas noches compartidas con mi universo hecho presencia en aquel amor que es razón para mi existir, que es mi destino, por el cual hago de lado, cualquier batalla que guarde rencor con la propia humanidad que me puso en guardia cuando me quito de las manos las caricias, los labios, el cuerpo del ser que mas he amado. Y en conflicto con mi mente las palabras espontáneamente se expresan emocionalmente, apartando filtros que falten a mi personalidad. En mi alma vacía la soledad se acuna en el silencio, lagrimas encendidas por los recuerdos, queman y llagan la piel, dejando huellas del dolor dejando cicatrices que el amor esta vez no puede sanar. Siento que la vida se detuvo en tus latidos. Peleare si, en mi queda fe, la esperanza cultivada por cada frase escondida en el corazón refugio de desamparados anhelos, algo añejados, de ilusiones, y de sueños creídos perdidos. Envuelta en un manto de esperanza el tiempo creído atrapado en la memoria en un destino ante mi destruido en cada paso dado. Donde todo lo construido, hoy en ruinas... Mas siempre el sol deja entrever entre paredes húmedas, pisos deslucidos, donde el color perdió su brillo, allí, donde todo creía perdido; se siente la presencia, la fuerza en cada rajadura, en cada grieta, la presencia de un renacimiento una manera de reciclar los sentimientos volver a pintar de colores el horizonte, y dejar que se ilumine cada espacio con la recreación de la naturaleza. Y entonces bajar mi espada dejar de luchar con fantasmas, posar mi cansancio en el seno de una visión a futuro, construyendo la base de una vida nueva sobre pilares del amor. Guardando si, lo que me hizo mas fuerte, lo que me abrió la mirada y me hizo ver que mi corazón late por si mismo. Entonces pintare el cielo con colores de esperanza y veras mis manos, elevadas ante la fe, aferrada a un sueño recién cultivado de un rayo de sol enviado por el destino. Haré del mundo mi único espacio, plasmando mi visión de un nuevo renacer, en cada trazo. Y compartiré mi gozo, y bailare, cantare... Solo soy un ser humano, cargando sus errores tratando de aprender a pedir perdón, y en una suplica pedir una oportunidad para volver a amar, con cada sentido, con todas las emociones expuestas, dejándome tan solo ser amada, amada por aquel amor... Y sentir sentir... Y cumplir con lo ansiado, no dejar jamas de suspirar y venerar cada momento haciéndolo eterno.

No hay comentarios:

Publicar un comentario