13 abr. 2012

Hay días en que están de mas las palabras... Y el silencio es el mejor apoyo. Solo cerrar los ojos y comenzar a sentir mas allá de las imágenes de los recuerdos... Solo mantener la respiración en calma y saber comprender al corazón quien dentro de tu cuerpo entabla conversación con el alma y entonces esperar... Esperar a que vuelvan los sentidos y dejar escapar entonces un suspiro... Alivio, descanso, anhelo... Deseo. Me preguntas donde estoy; donde siempre, en tu pecho, en cada latido, presente en tus sueños haciendo de la vida, una realidad donde compartir el camino a lo eterno... Juntos. El silencio ayuda a pensar, a mitigar angustias, a presentar al cielo plegarias para aliviar dolores, a veces las palabras están de mas, y es bueno dejar que el cuerpo exprese sus sentimientos. Tan simple es la mirada que tanto abarca y todo lo dice. Tan sabios son tus labios... un beso tan solo eso. Que así sea.

No hay comentarios:

Publicar un comentario