7 may. 2012

Mi alma busca sin descanso cubierta en las sombras de la noche, aplacar la ansiedad que provoca este silencio marchitándose en el tiempo, esta soledad... Mis ojos aletean en la emoción que embarga la descarga de recuerdos. Prisionera de las horas, atrapada entre memorias fugaces que azotan, se repliegan y se reagrupan nuevamente. Quien en el deseo de mi ser, podría si quisiera en la ambigua escena que me envuelve, en el entorno de sombríos sueños, volver sobre sus hombros y descubrir mi presencia, velar con su luz mi plegaria y escuchar consolando mis latidos desbocados en su pecho, buscando descanso. Mis manos perdidas se fugan, entre tus brazos, acarician y se arriman a tu calor. Te sabia perdido lejos de mi, y habiendo quebrado mi esperanza, tu fe levanto mi destino, me puso nuevamente en el camino, y mis pisadas fueron mas firmes, aferrada mi ser a tu esencia, que diera paz a mis silencios, que hiciera compañía a mis palabras, y hacer del Amor el pilar para soñar y ser feliz cada día de por vida a tu lado amando, sintiéndome amada en la perpetuidad plasmada en cada frase, con profunda emoción, en la ofrenda de mi sinceros sentimientos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario