7 may. 2012

Desconozco el camino a la felicidad, por eso mis pasos siempre van acompañados de las huellas que dejan los llantos, las heridas, mis errores, mis fracasos, el dolor; a la par de mis sueños, mis ilusiones, mis risas, mis amistades, mis risas, y mi eterna gratitud a la vida, por la grata compañía. Caminos paralelos que se entrecruzan, camino, camino... Jamas me sentí sola, siempre bendecida. Se feliz. Namaste- "Manzy"

No hay comentarios:

Publicar un comentario