7 may. 2012

Creo en mi tenue locura que solo la noche puede entender cada emoción que siento en la desesperada búsqueda del encanto que aplaque mi delirio y haga entrar en razón lo que entra y sale del corazón sin pedir permiso ni dar explicación. A veces la cordura se entrecruza con mi pobre esquizofrenia, enfrentando dos mundos, enajenada entre mis sueños y el vivir diario convivir con lo que hace huella y marca cada uno de mis pasos. Y dentro de tanto desequilibrio, la brisa deja entrar la calma de repente si la luz, llega a mi alma y se dispersa dando orden y armonía. Despierto ya luego de dormir tantas ilusiones, anhelando ver salir el sol, y descubrí el encanto que habita en cada mirada que me devuelven la paz. Abro cada ventana, cada puerta, que pase la vida escribiendo libremente nuevas sonrisas, quizás algún amor que quede dentro de mi horizonte. Vive sin ocultar tus temores, yo ya estoy cansada de hacerlo; enfrentalos. Esperanzas que surgen en la peor de las tormentas son los pilares que harán mas fuerte la morada de tu cuerpo y de tu espíritu. Namaste-

No hay comentarios:

Publicar un comentario