7 may. 2012

La virtud de encontrar una verdadera sonrisa es saber reconocer la calidez que acompaña su mensaje, recorriendo el ser, culminando en su mirada. Cada mirada sugiere un estado, un síntoma de los sentidos ante el reflejo de tu propio ser. Cada uno de nosotros reaccionamos a partir de la relación con los demás, de lo que absorbemos a través de la esencia de cada uno, del saber a partir de los elementos que nos rodean, de las distancias que las vibraciones de la voz, se encargan de emitir sensaciones, llegando a cada rincón del alma. De la brisa que es la misma que te envuelve y de la luna en esta noche que es testigo única de todo lo que acontece. Somos seres dotados de grandes talentos, de grandes virtudes, capaces de lograr lo imposible. Lo que yo no puedo tu lo haces, con el permiso del universo. No me cierro en el vacío del egoísmo, nada me pertenece, ni mi cuerpo, el cual venero ya que es el cofre que guarda el preciado obsequio de la vida. Nada me llevo cuando ha de partir mi alma, todo es prestado, hasta lo ganado, no le doy mas valor de lo que es necesario, a las cosas que Atesoro cada trazo de esta misma, cada huella del paso del tiempo, que lleva sobre si, mis errores, mis pecados mis fracasos, así como mis logros, mis risas, mis amores, el amor.... Una sonrisa sincera restaura las ruinas abandonadas por la esperanza, la fe, un aliento puesto en un abrazo, en una voz en la distancia, todo lo puede la vida, cuando no tienes premura en tus pasos y sabes detenerte y ver a tu alrededor. Corren vientos a favor, abre tus brazos y planea cierra los ojos, ve con el corazón, late con fuerza y no olvides amar jamas. Esta es tu acción de por vida. Has reaccionar a los demás. Salta, vibra, canta, ríe da lo mejor de ti y hallaras el don por el cual tu humanidad se manifiesta. Namaste- "Manzy"

No hay comentarios:

Publicar un comentario