23 ene. 2012

Y así, fugaz como una estrella perdiendo brillo en el claroscuro firmamento. Se acaba, se esfuma el suspiro en el viento. Como quisiera beber de tu boca la vida, hacerla mía y echar raíces en tu alma. Y quedar en la calma abrazada a mis sueños. Miro y permanezco en paz, cierro los ojos y enciendo el valor de cada instante. Y así, me detengo sobre mis huellas dejando bailar mi aliento dentro de tus labios. Y así cada día sigo respirando la vida. Dando sentido a cada momento cada recuerdo perpetuado, dándole sitio a mi razón de ser. Y así recupero el resplandor con el valor y la fe por la cual fui concebida en el universo. Se feliz. Namaste-

No hay comentarios:

Publicar un comentario