13 ene. 2012

☆˚¯`•.¸*☆ ¸.•´´¯)¸.☆˚¯`•.¸*¸.* ☆ *¸.•´¯)¸.☆˚¯`•.¸¸.☆.¸*
*☆¸.•´¯)¸.☆Colgada de una estrella... abrazada a su brillo eterno, no deseo soltarla; la siento y me hace feliz. Pero al final, se que la realidad de su felicidad y la mía, ahora es compartida con el reflejo de su luz en la mirada de tres pequeñas estrellas radiantes, que hacen de mi vida diaria ... un propósito para volver a sonreír y comprender que la felicidad hace raíces profundas en el alma, en la voluntad latente del corazón, esa es su fortaleza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario