23 ene. 2012

Aferro mi pecho al ansia eterna de beber tu esencia. Creo detalles en las estrellas, buscando su origen. Donde comienza tu aroma, donde culmina su cándido y sutil mensaje en la piel. Cubro entonces los sentidos con tu aliento. Desato lo envuelto en vírgenes sueños, anhelandote. Vibrante imito tu ser sin marcadas diferencias. De la nada existente escribimos juntos en la magia del destino. Capaces de montar un viaje narrado en nuestras palabras. Sin miedos a que las borren vientos de cambios. Sin pesares ni dudas que nos detengan. Tenemos una senda marcada en caricias vendadas en sabanas. Húmedos labios desbocados dejando sabor de tus huellas. La noche nuevamente es cómplice. El silencio interrumpido por suspiros. Satisfechos del amor sentido compartido. Sin prisas venero tu sonrisa en el placer de tu boca. Sin prisas en tus brazos cobija la pasión. Sin prisas siento latir tu corazón. Y entonces, recomenzamos a compartir. aquello que nos hace individuos amantes, aquello que nos une en la tierna locura de entregarnos en el claro de la luna. Siempre presente Se feliz. Namaste-

No hay comentarios:

Publicar un comentario