15 ene. 2012

Llega la noche, recuesta tu cuerpo,
descansa tus pensamientos,
suspira el alivio de saber
que por hoy has hecho lo suficiente,
has sonreído, quizás ha derramado una lagrima, te han consolado.
Descansa con la certeza de que tu humanidad,
es la de ser un humilde servidor para la creación de tu destino, desconocido. Descansa, sabiendo que mañana obraras de igual o mayor voluntad.
Aprenderás que los obstáculos solo ayudan a fortalecernos y a traspasar los limites para lograr nuestras metas.
Relaja tu mente,
armoniza tu cuerpo
respira profundo,
suspira y sueña-

No hay comentarios:

Publicar un comentario