29 nov. 2010

Bendiciones

 La dosis diaria
que alimenta el espíritu,
esta completa.
Me retiro
dando gracias a Dios
y pidiendo por los que amo
por los amigos
por el don de poder
respirar el mismo aire
de aquellos que no tengo
en la cercanía de mi ser.
Y el ensueño me envuelve
ya con el manto de la esperanza
de un nuevo amanecer.
Que bendición amigos,
las partes de este gran rompecabezas
del destino
se van acomodando.
Bendecida...bendiciones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario