23 nov. 2010

Pido compasion 

a la distancia que me mantiene 

separada de ti, 

piedad para el alma resquebrajada, 

sin claudicar por que se acorten 

no pierdo nada en el intento. 

El hoy envejecido ya,

 muestra huellas de las batallas silenciosas

 que se produjeron en el alma, 

apabullada por el caracter

 tan definido del destino. 

Aqui me encuentras siempre

 junto a las palabras.

No hay comentarios:

Publicar un comentario