29 ago. 2011

No podría el destino
privarme jamas
de verme el reflejo
de tu mirada.
No cabria en mi ser
el ideal sin amor,
aun sin tenerte.
No seria esencia
sin la posion exacta
de tu candor.
Jamas permitiría
la vida concebida
sin tu aliento,
sin tu risa,
sin tu anhelo.
No cabria mas
en mi pecho,
mas sabores a tus besos,
mas deleite a tus caricias.
No podría el destino,
despojarme
de lo que me mantiene
en vela, hilvanando palabras
en noches como estas.




No hay comentarios:

Publicar un comentario