10 ago. 2011

Mi piel intenta en vano,
ser escudo de mi alma.
Y mi alma libre, corre
a los brazos de su amado.
Quien pudiera detenerla,
no podría en su lenta carrera,
al alma se aleja y se desvanece
en el horizonte.
Solo se escucha la brisa,
trayendo su risa, su alegría,
ella esta en donde la llevaron
los sentimientos, las emociones,
ella esta siendo amada,
entre los brazos de su amante,
extasiada.


No hay comentarios:

Publicar un comentario