26 jun. 2011

Lo cual nos une.

Nada.
Nada se compara a ti,
a la esencia de la luz de tu alma
imposible de apagar aun, sin el soplo de la vida.
Nada se equivale,
a los besos sinceros,
a las caricias recibidas,
inesperadas,ansiadas;
a la vida en si misma dentro de ti.
Eres,
aun siendo ausencia,
lo necesario, lo imprescindible,
el amor absoluto.
Nada es imposible.
Mas la nada entre nosotros ya no existe,
ni las definiciones de espacio, tiempo.
Lo nuestro es incomparable en lo eterno.
No existe sacrificio en el deseo
de seguir amando,
lo que Dios ha quitado de mis manos.
Bendigo los recuerdos,
y elevo mis oraciones 
a la paz entre tu alma y la mia,
unidas mas alla...
Bendigo el ayer,
que hace lo que soy hoy.
Atras el llanto consuela a la nostalgia
detras quedan los desgarrado manotazos
al vacio que en mi cama hallo.
Nada.
Solo quisiera vaciar mis bolsillos,
llenos de piedras que junte en mi camino a solas.
Construir con su rudeza,
mi voluntad.
Nada ni nadie se reemplaza,
un plan se ha trazado
entre el destino y el universo.
Un soplo de vida me separa,
de lo que amo,
de lo que mis recuerdos veneran.
Hubiera o hubiese querido
que no pasara lo inesperado.
Replanteo mis sueños.
Hoy me siento tan diferente.
Pulso mis latidos,
sabiendome viva,
fluyo en la luz que abastece mi ser.
Mas nada no existe,
plenamente yo existo.
No soy como antes,
evolucionando voy
hacia el fututo indescifrable.
Tal cual soy...
aceptame.
Bendigo cada palabra,
puesta en tus manos.
Pd. Te amo.



No hay comentarios:

Publicar un comentario