8 abr. 2011

Sin palabras

Hoy no me sobran las palabras
he intentado concentrar el estado de mi alma
en el sentimiento que se ha apropiado de mi destino.
Me quedo consumida en la nostalgia plena de recuerdos,
con la esperanza de sobrevivir al arrebato
del cual la vida me ha privado.
Quien soy yo para juzgar al Universo y
a Aquel, quien lo controla.
Soy un pedazo de cielo que ha caído
desmoronándose sobre las emociones.
Hoy no tengo ganas de echar culpas
ni de volcar tristezas o melancólicas frases,
porque el corazón no se halla apacible
en este momento.
Pero en la acción impulsiva de mi mente,
aquí estoy, impregnando el espacio con ellas.
Me declaro culpable de no sentirme plena esta noche,
de caer en la soledad, rodeada de silencio,
arrinconada... abrazada a tu recuerdo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario