4 feb. 2011

A veces...

  A veces,
 en la sencillez y simpleza de las palabras,
 nacidas del corazón,
 se logra encontrar
 la riqueza inmensa de un ser humano 
 en su necesidad de expresar 
 una emoción,
 un sentimiento. 
 Admiro a quienes poseen
 el don de la palabra.
 En mi humilde aporte al Universo,
 busco comunicar y
 encontrar conexiones
 con aquellos que admiran el amor,
 la amistad y
 todo aquello 
 que nos hace sentir vivos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario